Mensaje del presidente

Estimados colegas:

La Asociación Canadiense de Hispanistas (ACH) cuenta con cerca de doscientos socios de Canadá, los Estados Unidos, Europa, Brasil y países hispanoamericanos, quienes se dedican al estudio y enseñanza de la literatura, la historia y los estudios culturales, la lingüística y el aprendizaje de las lenguas o el cine, por citar algunas de las áreas más significativas.

La ACH lleva más de cincuenta años de labor ininterrumpida promocionando los estudios hispánicos en Canadá y todo el mundo. La misión de la directiva de la ACH es continuar los objetivos estipulados por sus fundadores (Richard Patte y Geoffrey Stagg) y las juntas directivas anteriores, fomentando así los estudios hispánicos. Los congresos anuales de nuestra asociación, así como la prestigiosa Revista Canadiense de Estudios Hispánicos (RCEH) son los medios fundamentales de difusión de las investigaciones académicas de nuestros miembros y otros hispanistas. La ACH también promueve la producción literaria a través del Registro Creativo, órgano asociado de difusión de la obra de más de cien escritores y traductores. La ACH igualmente reconoce los logros de sus socios mediante premios a los mejores ensayos escritos por estudiantes de pregrado y posgrado, y a los libros y artículos publicados por profesores e investigadores.

Gracias al buen estado de las finanzas de la ACH y de la RCEH, y de la labor de ejecutivos anteriores, a partir de 2016 la ACH vuelve a otorgar bolsas de viaje para ayudar a que los estudiantes se desplacen a presentar su investigación en nuestros congresos. Igualmente estamos orgullosos de ofrecer este año a los miembros la posibilidad de tener acceso a la RCEH en formato en papel o en el nuevo formato digital o ambos. La nueva plataforma digital de nuestra revista, a partir de ahora en OJS (Open Journal System), en la variedad de acceso abierto en diferido, permitirá que la revista tenga un alcance aun mayor.

En los próximos años nos esforzaremos por mantener la relevancia de las disciplinas que practicamos como hispanistas, a pesar de un ambiente generalizado de hostilidad hacia este tipo de estudios. Los exitosos congresos de nuestra asociación y su vitalidad son, en mi opinión, la mejor manera de demostrar que seguimos siendo relevantes, productivos y útiles tanto para la sociedad canadiense como para la de otros países. Somos conscientes de que, junto a los tradicionales, nuevos objetos y métodos de investigación se despliegan hoy ante nosotros los cuales debemos explotar al máximo. Por ello, en los próximos años intentaremos potenciar nuevas áreas de investigación, nuevos métodos, nuevas formas de presentación (sesiones de pósteres, video-proyecciones, talleres, etc.), así como colaborar con otras asociaciones afines.

La Junta directiva de la ACH agradece el apoyo de sus socios y cuenta con ellos para llevar a cabo sus objetivos y asegurar un brillante futuro para el hispanismo canadiense y sus miembros.

Enrique Fernández

University of Manitoba